logo

No olvides el protocolo de las bodas

Viene tu boda, una ceremonia que marcará un antes y un después y que está cargada de significados y llena de promesas. Por ello es importante que te apegues al protocolo de boda, para no olvidar ningún detalle.

¿En qué consiste el protocolo?

Toda ceremonia sigue unas pautas preestablecidas que permiten otorgarle solemnidad. Son pasos y actos que todos conocen, comparten y aceptan.

La entrada

Para que se inicie la ceremonia, los invitados deben ya estar sentados, los de la novia a la izquierda y los de el novio a la derecha. En este momento entrarán el novio y a su izquierda la madrina o madre del novio. A continuación entran el padre del novio y la madre de la novia. Este es el momento para que las damas de honor ocupen sus asientos en la parte delantera.

Una vez se han colocado todos, llega el momento culminante cuando entra la novia, a la izquierda del padre o padrino, portando su ramo y luciendo su hermoso vestido al son de la marcha nupcial.

La ceremonia de boda

Para poder iniciarla, se colocarán los testigos de la novia de pie, del lado izquierdo, y los del novio del lado derecho. El orden frente al altar será de derecha a izquierda: madrina, novio, novia, padrino. Los invitados se pondrán de pie.

Llega el momento de los saludos. Si tu boda es civil, dos o tres invitados harán un breve discurso cariñoso y anecdótico. A continuación, el oficiante les recordará algunos artículos del código civil relacionados con el matrimonio.

En las bodas religiosas, el sacerdote ofrece un saludo e inicia una oración y hace una lectura del evangelio. Luego viene la homilía y se explican los significados del sacramento matrimonial y del compromiso que contraes.

Culminadas las etapas previas, quien dirige la ceremonia formula las preguntas de rigor relacionadas con la aceptación del cónyuge. En la ceremonia religiosa se enfatiza además que el compromiso lo contraes ante Dios y la Iglesia.

Este es el momento de intercambiar arras y anillos con las palabras que hayáis escogido. Luego, el momento culminante, que es el beso de lo novios.

Otras pautas

Las damas presentes deben evitar el blanco, reservado a la novia. La pedrería excesiva, los escotes o faldas cortas no son apropiados. Igualmente, solamente la novia y la madrina pueden ir de largo. Los hombres deben ir de chaqué o de traje chaqueta, dependiendo del código de etiqueta.

El vals deben abrirlo el padrino o su padre y la novia, seguidos de la madrina y el novio. Finalmente, los novios hacéis pareja, señal de que los invitados pueden ya participar.

Este es el protocolo de boda establecido, pero recuerda que es tu boda y que en la actualidad, ciertas libertades están permitidas para dar un toque personal a cada boda.

Te puede interesar...

No se permiten comentarios